lunes, 29 de octubre de 2007

La ciudad que queremos

Este vídeo es para el disfrute de todos y para que reflexionemos con la mente y nuestro corazón sobre la ciudad que queremos.

video

lunes, 22 de octubre de 2007

El coche: esa gran mentira


En nuestra sociedad canaria, se tiende a idolatrar el automovil, como un objeto de culto social, vinculado a la velocidad, libertad y el estatus social. Existe una gran repercusión social de las carreras de coches, bien sean Rallies locales o campeonatos del mundo de Formula uno, de las exposiciones y otros actos públicos. El coche está presente en nuestra vida, en nuestras calles, en la publicidad, en las conversaciones. Se miden los logros propios o del vecino por el tamaño y la potencia de su vehiculo. Los jóvenes de una determinada clase socioeconómica prefieren los BMW, los que buscan aparentar éxito los Mercedes y los Audi, los que desean control y dominio un gran todo terreno, ... El automovil en si pasa a ser un símbolo más que un medio de transporte, una seña de identidad, una marca que nos acapara. La maquinaria publicitaria nos embota, solo tenemos que abrir cualquier periódico o revista, o estar durante una hora viendo la tele, y contar el número de anuncios. Y lo más interesante de todo esto es que existen muchísmos motivos para no usar el coche sino lo imprescindible, o no usarlo a secas. Esto son algunos motivos:

a) El coche es una máquina ruidosa. Esto repercute en nuestro sistema nervioso y en la salud de todos. ¿Nos podemos imaginar como sería una ciudad sin automoviles? Seguro que muy tranquilas.
b) El coche contamina y es responsable del cambio climático. A estas alturas esta cuestión es casi de conciencia y no es discutible.
c) El coche hace que las ciudadades sean menos habitables. Ciudades más pensadas y diseñadas para los automóviles que para los ciudadanos, donde los peatones vamos pegados a las casas por aceras estrechas mientras el vehículo a motor dispone de mucho más espacio.
d) El coche en el medio urbano es lento. Atascado, atrapado y poco versatil frente a otros medios de trasporte como el tranvia o la bici, en las distancias urbanas no es eficiente.
e) El coche ocupa espacio público. El espacio de todos en la calle, cuando circula y cuando esta estacionado. De hecho un coche dispone de más espacio cuando está estacionado que el empleado medio en su puesto de trabajo, o sea, que nos vemos limitados en nuestra mesita o mostrador 8 horas al día mientras nuestro coche dispone de más de 8 metros cuadros de espacio público.
f) El coche necesita infraestructuras caras y devastadoras. Carreteras, túneles, autovias. El consumo de energía para construir las infraestructuras y la destrucción del territorio son injustificables y dificilmente recuperable.
g) El coche genera residuos sólidos dificiles de reciclar. Su fabricación también genera residuos y consume energia injustificable desde el punto de vista medioambiental.
h) La vida útil de un coche cada vez es menor. Entre 5 y 10 años según las últimas tendencias. No más que una bicicleta. El automovil es cada vez más un artículo efímero.
i) Los coches son caros. Carísimos. El coche que está en mi garaje costó 21000 euros, 80 veces más que la bici con la que voy a trabajar todos los días, o lo que es lo mismo, podría haber comprado 80 bicicletas para todo el barrio.
j) Los coches matan. Las muertes por accidentes de trafico son la primera causa de muerte entre jóvenes en España. Matan más los coches que el SIDA, el Terrorismo y muchas enfermedades en nuestro país. Los gastos médicos derivados del uso del coche suponen un buen pellizco de nuestra Seguridad Social en enfermedades respiratorias y traumatismos.
k) Los coches se averían con frecuencia y requieren un caro mantenimiento. La mecánica es compleja y supone más gasto de recursos, horas de taller y repuestos.
l) Los coches se infrautilizan. Cinco o siete plazas para una sola persona, esa es la imágen de cada mañana en la autovía. Coches casi vacios ocupando la calzada.
m) El coche pertenece a una metalidad tercermundista. Es un símbolo del desarrollismo. En los paises más avanzados se han buscado nuevas alternativas, y el transporte público y la bicicleta han ocupado su lugar en las ciudades. Ir en coche es propio de un individuo del siglo XX, recuperar la ciudad de los ciudadanos del siglo XXI.
n) El coche estresa. Conducir provoca estrés, sufrir las colas, las preocupaciones por el estado del coche, el agobio por no llegar a tiempo, la ansiedad por no encontrar aparcamiento, etc. Nos crispa y nos volvemos poco amables y educados.

¿Cuanto cuesta realmente un coche? Alguien lo sabe. Si hiciera un cálculo de lo que pague al comprar el mio, y le sumara el coste de los residuos que generó su fabricación, el gasto en gasolina, en contaminación mediambiental, en seguros, el coste de las infraestructuras, ..., la cifra sería absurdamente irracional y astronómica, y todo para poder hacer los 6 km de casa al trabajo y del trabajo a casa. El coste, no solo en dinero, sino en impacto para nuestro mundo de la bici es irrisorio a su lado, y la utilidad es la misma.

El coche es una mentira. Puedes conducir o pedalear. Solo lo decides tu. Pero cada decisión cambia el mundo.